Carlos Ballarta, la comedia del pesimismo

Nació en la Ciudad de México, a los 13 años comenzó a pensar que su destino sería la actuación, a los 20 años comenzó a hacer doblaje de voz y después de que un amigo lo invitara a un micrófono abierto, Carlos Ballarta decidió hacer stand up y actualmente es considerado uno de los comediantes más importantes del país y con mayor presencia en televisión y escenarios debido a su peculiar estilo “emo”.

En entrevista para Sabores Modelo, Carlos nos contó que lo que ama de la comedia es la capacidad de decir lo que se te ocurra:

“Lo que más me gusta es poder decir lo que piensas, tal cual, es algo que disfrutas mucho, especialmente cuando a la gente le gusta”.

A diferencia de muchos comediantes, él no tiene un manual para construir sus rutinas y las bromas que usa aparecen en conversaciones casuales con sus amigos:

“Si me preguntas si tengo alguna estrategia, no es así, creo que cada quien tiene su estilo, si se te ocurre algo o ves algo, tú lo adaptas para poderlo usar”.

A pesar de ser considerado uno de los mejores comediantes de México, Ballarta conserva los pies en la tierra y afirma que, contrario a la creencia popular, los standuperos son los mismos abajo que arriba del escenario, ya que ésta es la mejor estrategia para hacer reír: ser tú mismo.

Hablando de su peculiar estilo pesimista de comedia, aseguró que es resultado de su personalidad y de la cábula con sus hermanos. Simplemente toma las situaciones desagradables de la vida y las lleva al máximo. En pocas palabras, tiene un tipo de humor que resalta lo malo y lo vuelve gracioso.

RECOMENDADO:  Medellin una ciudad con esencia unica y bellas postales

​De igual forma que todas las personas que viven de la comedia, Carlos Ballarta ha tenido muchas satisfacciones en su carrera y compartió con Sabores Modelo una de ellas:

“Un día estaba haciendo un show con mis compañeros y de pronto se acercó una señora al escenario y me dijo que era su cumpleaños, yo la subí, la abracé y toda la gente me veía raro, como si estuviera drogado o que se yo, la gente siempre juzga”.

En las próximas semanas, Carlos se presentará en Mirador Modelo y tratará de arrancar las risas de todos los asistentes aunque sea complicado:

“Será comedia con un grado de dificultad, no será un show en un lugar convencional, será entre las alturas y eso va a ser un distractor, tengo que lograr que me hagan caso a pesar de todas las circunstancias”.