Ricardo O’Farrill… sí es genial

Era el 2011 cuando en una fiesta Ricardo O’Farrill contó una anécdota que causó la risa de todos sus amigos, quienes le dijeron que debería subirse a un escenario y probar suerte como comediante. Tras varios peros y después de pensarlo muy poco, a finales de noviembre del mismo año, Ricardo les tomó la palabra y decidió incursionar en el mundo del stand up, actividad que estaba dando sus primeros pasos en México.

A partir de ese momento se volvió un adicto de los escenarios y diseñó una rutina de nombre Abrazo Genial, con la que recorrió exitosamente algunos de los foros de micrófono abierto de la capital como Café 22, El Bataclán y Foro el Tejedor, entre otros. Con el paso del tiempo se fue convirtiendo en uno de los comediantes consentidos de la industria gracias a su espectáculo lleno de energía y situaciones de la vida cotidiana del mexicano, misma que describe como una comedia involuntaria.

Para escribir sus rutinas Ricardo se inspira en cosas que le han ocurrido tanto a él como a la gente que lo rodea y a veces en situaciones que se imagina podrían pasar en cualquier momento. Sin embargo, en entrevista con el equipo de Sabores Modelo, nos confesó que la audiencia aún tiene muchas barreras en cuestión de comedia:

“El público mexicano te pone varias limitaciones, hay muchos tipos de comedia a las que aún no se adapta. Yo no discrimino a la hora de escribir, yo creo que cuando es por el objetivo de comedia se puede hacer lo que sea, no ha habido un tema del cual me niegue a hablar, lo diría porque es chistoso y ese es el cometido”.

Hace algunos meses un fragmento de su show se viralizó en redes sociales, pero el comediante está consciente que es algo temporal y más que darle tranquilidad le da angustia, ya que tiene que seguir generando contenido de calidad que le guste a muchas personas.

RECOMENDADO:  Sandwich de portobello con berenjena

Además de esta situación, en sus casi cinco años de carrera en el stand up, la comedia le ha dado a Ricardo muy buenas experiencias:

“Se siente muy bien hacer reír a las personas, es algo que te levanta el ego. También saber que generas cosas en otras personas, me he encontrado con gente que me dice “empecé a hacer stand up por ti” o “me hacían bullying y gracias a ti me siento bien” eso es lo más padre que me ha dado la comedia”.

Sobre su nueva rutina llamada Imbécil, nos platicó un poco:

“Se puede generar comedia del medio político, parte del nuevo show qué se llama imbecil hay un poco de crítica social, más que comedia observacional. Se llama imbécil porque no es tanto crítica sino señalar lo imbéciles qué somos como sociedad y que tan imbécil soy hasta yo”.

Ricardo O’Farrill será uno de los comediantes que formaran parte de Mirador Modelo, donde presentará su nueva rutina llamada Imbécil, de la que también nos habló un poco.

“Se puede generar comedia del medio político, parte del nuevo show qué se llama imbecil hay un poco de crítica social, más que comedia observacional. Se llama imbécil porque no es tanto crítica sino señalar lo imbéciles qué somos como sociedad y que tan imbécil soy hasta yo”.

También se refirió a la experiencia de hacer reír a 45 metros de altura como un reto personal:

“Espero no desconcentrarme porque le tengo pavor a las alturas, lo quiero hacer para decir tengo miedo a las alturas pero ya hice esto… ojalá salga bien y no me desmaye a medio show”.