Thu, Feb 4, 2016 1:41 PM A ocho años de su descubrimiento, el cenote Sac Actún (cueva blanca) ubicado en la península de Yucatán, aún continúa siendo un paraíso oculto que permite a los turistas disfrutar de actividades como el snorkel, buceo y la contemplación de la fauna existente en este lugar.

La distancia para poder visitar este lugar partiendo desde Playa del Carmen es de 52 km que en tiempo se traduce en aproximadamente 45 minutos. Nada mal si se toma en cuenta que de animarse a visitar el lugar, se conocerá el río subterráneo más largo del mundo con sus 154 km de longitud y una profundidad máxima de 72 metros.

La entrada a este paraíso que esconde la naturaleza se encuentra entre la carretera Tulum-Cobá, cerca de las inmediaciones de zona arqueológica de Tulum. Es ideal para personas que disfrutan nadar, bucear y conocer variantes como el espeleobuceo, una actividad que se centra en la exploración de cavernas subacuáticas.

Sac Actún cuenta con una página oficial para encontrar información pero actualmente se encuentra muy abandonada. Por lo que una buena opción estando cerca de Tulum, es preguntar a los lugareños indicaciones de cómo llegar al lugar.

Si te interesa explorar Sac Actún sin prisa, es recomendable comenzar tu recorrido desde temprano, pues el cenote se encuentra abierto en un horario de 8:00 a 18:00 de la tarde. Sus estalactitas y estalagmitas te recibirán y harán de tu recorrido una experiencia que te hará sentir más en contacto con la naturaleza.

RECOMENDADO:  5 lugares imperdibles en chiapas

La cueva está cubierta casi en su totalidad, un aspecto que indica que aún es muy joven. Sin embargo, su buena iluminación no te dará ningún motivo para preocuparte, además de que esto te permitirá admirar casi en su totalidad la belleza del lugar a lo largo del recorrido que dura aproximadamente una hora.

Una cámara acuática puede convertirse en tu mejor aliada para que no te quedes sin recuerdos de la experiencia. El costo por persona es de aproximadamente 350 pesos, incluyendo equipo y guía.

Un cenote más por conocer en tu próxima visita a la Riviera Maya.