A veces es bueno consentirnos, alejarnos del ritmo veloz que tiene la ciudad, tomarnos el tiempo para estar con nosotros y dedicar unos minutos o un día para volver a la tranquilidad, disfrutar de la vida y reanimar nuestra piel y cuerpo en un buen spa.

Esta sensación de comodidad y tranquilidad es comparable a cuando compartes una cerveza Modelo con tus amigos. Lo que seguramente no sabías es que ambos elementos pueden combinarse con un resultado espectacular, al visitar uno de los spas que usan en sus tratamientos cebada y otros elementos derivados de la cerveza.

Creados en la República Checa, este tipo de lugares utilizan levadura de cerveza con fines medicinales, justo como sus antepasados lo hacían en la antigüedad, para así poder experimentar en el cuerpo una gran cantidad de beneficios.

El funcionamiento de estos sitios es bastante sencillo, varios barriles son llenados con cervezas tipo lager y ale, mismas que se calientan a una temperatura considerable para que puedas sumergirte y pasar varios minutos sintiendo la espuma de la cerveza acariciando tu cuerpo, además de nutrir, exfoliar y eliminar toxinas de tu piel.

En el sur de América, para ser precisos en Argentina, este tipo de spas ya es una realidad y la terapia con cerveza cada día va ganando más adeptos, debido a que han declarado sentirse mejor después de darse un chapuzón en esta bebida.

Esta sensación de bienestar se debe a la levadura, que crea un efecto purificador en los pies, combatiendo problemas de micosis y estimulando la circulación en ellos. Gracias a la diversa cantidad de terminales nerviosas aquí encontradas, el baño resulta estimulante, antioxidante y energizante para todo el cuerpo.

RECOMENDADO:  Piloncillo y cascabel sabores gourmet a un precio incomparable

El lúpulo de las cerveza contiene una sustancia llamada silíceos, los cuales contribuyen al aumento de vitalidad, apertura y limpieza de los poros. La levadura también posee grandes cantidades de hierro, aminoácidos, grasas no saturadas y otras sustancias bioactivas, además de una dosis de vitaminas, proteínas y sacáridos.

En resumen, la combinación única de ingredientes de la cerveza estimula el metabolismo, limpia el cuerpo de sustancias dañinas, relaja la tensión, reduce la fatiga y elimina el estrés, creando así una sensación de descanso, tanto físico como mental. Una experiencia inolvidable.